Rizartrosis: Objetivos y evaluación.

rizartrosis-amaranto-terapia-ocupacional   Como comentábamos en la entrada anterior (Rizartrosis: Generalidades) la importancia de esta patología radica en el déficit funcional que ocasiona y en su elevada incidencia.

Se producen una incapacidad para abducir el pulgar y realizar la pinza lateral (apretar, coger o sujetar un objeto).

FASES

El protocolo de la rizartrosis se puede dividir en tres fases en función de su evolución:

  1. Primera fase de dolor e inflamación: en la que se hace uso de férulas, generalmente de reposo, con una adecuada alineación ósea y se trata de disminuir la inflamación.
  2. Segunda fase de tratamiento, en la que se concentran las actuaciones del terapeuta a través de actividades terapéuticas. Esta fase cursa sin dolor ni inflamación, por lo que pueden utilizarse férulas funcionales. Se realizan programas de educación para generar conciencia de la importancia de realizar estas actividades así como generalizar el tratamiento
  3. Tercera fase de autotratamiento con control médico-terapeuta. El pacientes o usuario es capaz de realizar su tratamiento y el terapeuta revisará las actividades.

EVALUACIÓN

Se evalúa la presencia de:

  • Dolor en la base del pulgar con el test de Grind. Esta prueba se utiliza para valorar la afectación TMC. Se lleva a cabo rotando la base del primer metacarpiano mientras se aplica una compresión axial. El test es positivo sí el paciente describe dolor.
  • Crepitación: se evalúa movilizando la articulación TMC y observando la presencia de crepitaciones.
  • Inflamación de la articulación TMC: por medio de la observación de la misma.
  • Hipermovilidad/limitación de las articulaciones TMC-MCF-IF que se evalúa mediante.
    • Goniometría: o la observación de las Actividades de la Vida Diaria.
    • Fuerza: valorando el movimiento contra resistencia.
    • Resistencia: se mide la fatiga al realizar Actividades de la Vida Diaria Básicas.

No hay que olvidar la valoración de Actividades de la Vida Diaria Básicas e instrumentales.

OBJETIVOS

Primera fase del tratamiento:

  • Desaparición y/o disminución del
  • Estabilizar el arco de movimiento del pulgar.
  • Enseñar estrategias que disminuyan el dolor y el deterioro articular.

Segunda fase del tratamiento

  • Conservar/restaurar el movimiento.
  • Estabilizar el arco de movimiento del pulgar y la fuerza de prensión.
  • Prevenir.

Tercera fase del tratamiento:

  • Brindar estrategias para evitar el dolor.
  • Potenciar la generalidad de las actividades.
  • Educar al usuario sobre su patología.

Test de Grind

 

http://www.amolca.com.co/images/stories/amolca/medicina/cirugia-plastica-reconstructiva/cirugia-mano/pag1-mano.pdf

http://roderic.uv.es/bitstream/handle/10550/55991/TESIS%20DOCTORAL%20Cristina%20Campos%20Villegas.pdf?sequence=1

Artrosis Trapeciometacarpiana: Evaluación funcional global de la mano. Vázquez Alonso MF. 2011. Acta Ortopédica mexicana Vol.6. Pag. 372-375.

https://smar.org.es/wp-content/uploads/2015/01/Rizartrosis-Resumen-I.-Herraiz.pdf

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s